segunda-feira, 22 de agosto de 2016

Los libros y la lectura en la historia

De entre las formas de estudio de historia de las ideas, podemos destacar particularmente el estudio histórico de circulación de las ideas: las formas de transmisión de una idea o representación cultural en una sociedad dada. En especial, la transmisión por medio de los libros. Ese estudio impone desafíos de toda suerte, desafíos que abren amplias posibilidades de investigación y de comprensión de sociedades y contextos históricos distintos de lo nuestro.
En las últimas décadas, los historiadores de las ideas tienen enfocado su atención para la forma como las obras literarias o filosóficas fueron recibidas en sus respectivos medios, y posteriormente a lo largo de otras generaciones. Por ejemplo, estamos acostumbrados a leer y a deleitarnos con obras clásicas de Machado de Asís, y a pensar en las formas por las cuales el autor representó los males de la sociedad brasileña de su tiempo, además de tocar en cuestiones de dilemas humanos que trascienden su propia época. ¿Pero quienes serian los lectores contemporáneos de los libros de Machado, considerando que en Brasil del final del siglo XIX la mayor parte de la populación era analfabeta? ¿Donde y como sus libros eran leídos? ¿Como los lectores interpretarían los textos y las ideas de Machado? Cuestiones como esas motivaron a Hélio de Seixas Guimaraes en la investigación y escrita de Os leitores de Machado de Assis: O Romance Machadiano e o Público de Literatura no Século XIX (GUIMARÃES, 2004).
Podemos discutir el impacto de las ideas del Iluminismo al final del siglo XVIII, con todas las consecuencias futuras para nuestras formas de pensar la sociedad y la política. ¿Pero como esas ideas circularon en aquel periodo? Robert Damton investigó ese tema a través de un estudio de los lectores y compradores de la famosa Enciclopedia de Diderot e D’Alembert, revelando una serie de aspectos antes no observados, como la existencia de ediciones piratas, alteraciones e intervenciones indebidas en los textos, contrabando de libros, entre otros. (DARNTON, 1996).
¿Que podemos pensar sobre la propia práctica de lectura a lo largo de la historia? De las diferencias entre los espacios donde la lectura se da (el espacio privado de la casa, o el espacio público de las bibliotecas y gabinetes de lectura), hasta la recepción de las ideas de un texto por el lector, muchas posibilidades surgen para los historiadores. Según uno de los principales estudios del libro y de la lectura en la historia, Roger Chartier, el investigador acaba por operar dentro una tensión entre dos extremos: considerar el libro como ´´todo-poderoso´´, imponiendo su significado sobre el lector, o ver como ´´primordial la libertad del lector´´, o sea, pensar que cada lectura es única e irreductible, que cada lector interpreta lo que lee de acuerdo a su propia experiencia de vida. Para Chartier, cabe al investigador buscar, ´´para cada época y para cada medio, las modalidades  compartidas de leer ´´, ´´los procesos por el cual, hace a un texto, el sentido es históricamente producido y diferenciadamente construida una significación´´ (CHARTIER, 1990, p. 121).
De ese modo hay mucho que considerar cuando pensamos en ese acto tan cotidiano para nosotros. Los lectores de nuestro blog que nos acompañan ahora pueden reflexionar sobre sus propias experiencias de lectura. Además, leer desde la computadora, contenidos de internet (como nuestro blog) o versiones digitales de libros, es un gesto muy distinto a la lectura de libros en papel?  Para ayudarnos a reflexionar sobre esa cuestión, vale más una referencia a Roger Chartier: A aventura do livro: do livro ao navegador (CHARTIER, 2009), una conversación del historiador sobre los cambios que la era digital trajo a nuestros hábitos de lectura.

Referencias bibliográficas:

CHARTIER, Roger. A história cultural: entre práticas e representações. Lisboa: Difel, 1990.
__________. A aventura do livro: do livro ao navegador. Conversações com Jean Lebrun. São Paulo: Imprensa Oficial do Estado de São Paulo; Editora da UNESP, 2009.
DARNTON, Robert. O Iluminismo como negócio. São Paulo: Companhia das Letras, 1996.

GUIMARÃES, Hélio de Seixas. Os leitores de Machado de Assis: O Romance Machadiano e o Público de Literatura no Século XIX. São Paulo: Nankin/EdUSP, 2004.

Prof. Pedro Afonso Cristovão dos Santos

Traducido por Mariela Raquel Melgarejo López

Nenhum comentário:

Postar um comentário