quinta-feira, 1 de setembro de 2016

Estudiando ideas en la Historia

Como estudiar una idea en Historia? Como pensar sobre un autor o un libro que nos interesa, que consideramos relevante? Una posibilidad es el abordaje conocida como contextualismo, que estudia las ideas en sus contextos de enunciación y debate, de la cual hablaremos hoy en nuestro blog.
El contextualismo se desenvolvió con más vigor en Inglaterra, por medio de autores como Quentin Skinner y J. G. A. Pocock, a partir de la década de 1960. Estos autores se dedicaron al estudio de pensadores políticos clásicos (como Thomas Hobbes, 1588-1679), y observaron la predominancia de una visión que destacaba las ideas de sus contextos inmediatos de producción. Esto es, el estudio de la historia de las ideas hasta entonces escogía un tema amplio, considerado atemporal, (como la idea de ‘’Libertad’’, por ejemplo), y estudiaba su desenvolvimiento a lo largo de varios siglos y contextos deferentes. En esa línea se justificaba el estudio de los autores considerados clásicos a partir del argumento de que estos autores tenían algo a decirnos sobre las grandes cuestiones del pensamiento occidental. La hipótesis de que partieron historiadores como Skinner y Pocock fue considerar que los mismos textos clásicos de la filosofía y pensamiento occidental podrían ser estudiados mientras ‘’piezas de ocasión’’, o sea, escritos enfocados para la  intervención  en alguna situación política y social contemporánea a sus autores. Sin embargo, el contexto buscado por esas abordajes y de hecho el contexto lingüístico, la intertextualidad, el conjunto de obras y autores con los cuales un texto dialoga. Un texto, una idea, es visto/a entonces como respuesta, como posicionamiento dentro de un debate, y como un acto. Ese abordaje se vale de las ideas del filósofo de lenguaje J. L. Agustín (1911-1960), que formuló el concepto de Acto lingüístico: la noción de que un enunciado (una frase, un texto) no sólo describe o relata alguna situación, además también puede hacer algo, realizar una acción, provocar una reacción dentro de determinado contexto. De esa forma, si estudiamos historia de las ideas a partir del contextualismo, buscamos no solo lo que un autor dice, sino lo que él hizo (lo que él provocó, que reacciones ha elevado), al decir lo que dice.
Utilizándose críticamente el abordaje contextualista, el historiador argentino Elias Palti estudió la llamada Generación del 37 argentina, formada por intelectuales como Juan Bautista Alberdi (1810-1884) e Domingo Faustino Sarmiento (1811-1888), en su libro El momento romântico (PALTI, 2009). Una buena introducción al contextualismo es la entrevista de Quentin Skinner a Maria Lúcia Garcia Pallares-Burke en el libro As muitas faces da história. Nove entrevistas (PALLARES-BURKE, 2000).

Referencias Bibliográficas:

PALLARES-BURKE, Maria Lúcia Garcia. As muitas faces da história. Nove entrevistas. São Paulo: Editora Unesp, 2000.
PALTI, Elías José.  El momento romántico. Nación, historia y lenguajes políticos en la Argentina del siglo XIX. Buenos Aires: Eudeba, 2009.

Prof. Pedro Afonso Cristovão dos Santos


Traducido por: Mariela Raquel Melgarejo López 

Nenhum comentário:

Postar um comentário