sexta-feira, 31 de outubro de 2014

El Programa Histórico del FSLN y las CDSs



Los principales objetivos del Frente Sandinista fueron plasmados en un programa escrito en 1969 por Carlos Fonseca fundador del FSLN, quien apuntaba a un equilibrio entre la práctica y la teoría de la revolución. Fonseca se inspiró en el sistema socialista, marxista y leninista de Fidel Castro en Cuba y de algunas medidas económicas llevadas a cabo por movimientos socialistas europeos como: una política progresista, intervención total del Estado en la economía en oposición a las libertades de mercado y comercio del sector privado. Al inicio del programa se convoca a una movilización general del pueblo nicaragüense a crear un gobierno revolucionario contra los abusos de la oligarquía. Donde la revolución contempla una reforma agraria radical, garantizar los derechos democráticos básicos, expropiar los bienes de la familia Somoza y de sus cómplices, nacionalizar los bancos, las empresas, el comercio exterior y los recursos naturales que estaban en manos extranjeras. También se comprometían con eliminar la corrupción en la administración pública, la discriminación de los negros e indígenas mediante la inclusión de la región costa Atlántica y eran propulsores de una revolución cultural y educacional. En cuanto a la seguridad se proponía substituir a la Guardia Nacional por un Ejército Popular Sandinista. Las exigencias por parte de la organización político militar eran profundamente democráticas y nacionalistas en defensa de los intereses del pueblo.

Una de las formas de llevar a cabo el programa histórico fue mediante las CDSs (Comités de Defensa Sandinista), una organización de masas que apoyaba logísticamente las insurrecciones contra el gobierno de Somoza, generalmente se establecieron en los barrios damnificados de clase trabajadora, en donde se crearon patrullas nocturnas de “Vigilancia revolucionaria” para evitar el ingreso y amenaza de los EEUU. Además, estos comités eran liderados en su mayoría por mujeres que se encargaban de organizar y realizar reuniones semanales para informar sobre la situación de cada barrio sandinista, el lugar de encuentro fue en las instalaciones del “Granada Social Club” (reuniones de la oligarquía conservadora) que pasó a llamarse “Casa del Pueblo”. Entre las varias funciones de las CDSs está la representación de la democracia participativa, las campañas de vacunación, el control de precios en los productos básico que tendían a subir en la etapa de la crisis económica, además se encargaron de alfabetizar a la ciudadanía, todo ello mediante una organización comunitaria-voluntaria para defender y ayudar a mantener a los revolucionarios en el poder. Si en algún punto existieron las quejas y represiones ante el gobierno sandinista sobre democratización, estos comités fueron el ejemplo práctico de lo contrario, en ayuda y surgimiento de la sociedad civil en Nicaragua.



Paola Michelle Lincango Pastillo, Jissela Fernanda Pineda Gomezcoello e Raquel Souza.

Nenhum comentário:

Postar um comentário